A medida que el mundo sigue luchando contra el cambio climático y sus desastrosas consecuencias, un grupo de investigadores australianos ha demostrado cómo el calentamiento global va camino de provocar el colapso de las cadenas alimentarias marinas, afectando la vida marina.

Publicado en la revista PLOS Biology, el autor principal del estudio, el estudiante de doctorado Hadayet Ullah, y los profesores Ivan Nagelkerken y Damien Fordham del Instituto de Medio Ambiente de la Universidad, han demostrado que el calentamiento de los océanos y los niveles crecientes de dióxido de carbono disuelto (acidez) afecta a la transferencia de energía de organismos en el nivel bajo nivel de las cadenas alimentarias y los de nivel más alto, provocando una disminución en la disponibilidad de alimento para distintas especies.

 

Esto significaría que, bajo el efecto del cambio climático, la población de animales consumidores de plantas (herbívoros) disminuiría debido a la falta de energía y, a su vez, depredadores en lo alto de la cadena alimentaria no tendrían nada de qué alimentarse. Obviamente, esto tendría graves repercusiones para un amplio rango de especies marinas.

“La salud de las cadenas alimentarias es importante para el mantenimiento de la diversidad de especies y para proporcionar una fuente de ingresos y alimento para millones de personas en todo el mundo,” dice Ullah. “Por tanto, es importante comprender cómo está alterando el cambio climático a las redes marinas alimentarias.” 

Para el estudio se construyeron doce enormes depósitos de 1.600 litros para simular las condiciones de aumento de temperatura y acidez oceánicas previstas debido al aumento de las emisiones antropogénicas de gas de efecto invernadero. Los depósitos contenían una variedad de especies, incluidas algas, camarones, esponjas, caracoles y peces.

La pequeña cadena alimentaria se mantuvo durante seis meses bajo condiciones climáticas previstas en el futuro, tiempo durante el cual los investigadores midieron la supervivencia, crecimiento, biomasa y productividad de todos los animales y plantas y luego usaron esas mediciones en un sofisticado modelo de red alimentaria.

“Aunque el cambio climático aumentaba la productividad de plantas, esto se debía principalmente a una expansión de la cianobacteria (un pequeña alga verde azulada)”, dice Ullah. “Sin embargo este incremento en la productividad primaria no sustenta redes alimentarias porque estas cianobacterias son en gran parte incomestibles y los herbívoros no las consumen.”

Comprender cómo funcionan los ecosistemas bajo los efectos del calentamiento global es un desafío en la investigación ecológica. Gran parte de las investigaciones sobre el calentamiento de los océanos implica experimentos simplificados y a corto plazo en  base solo en una o varias especies.

“Si hemos de predecir adecuadamente las repercusiones del cambio climático en las redes alimentarias marinas y la productividad pesquera, necesitamos enfoques más complejos y realistas que proporcionen datos más fiables para modelos complejos de redes alimentarias,” dice Nagelkerken. 

Los ecosistemas marinos ya están experimentando importantes efectos debido al calentamiento global, haciendo vital comprender mejor cómo pueden extrapolarse estos resultados a ecosistemas en todo el mundo.

 Buscador Grupo Pladesemapesga con tecnología de Google

En el motor de búsqueda te ayudamos a encontrar exactamente lo que buscas.

 AyTP Acción y Transparencia Publica..