Delfines en cautividad. Foto: sosdelfines-org

Un estudio realizado por WDCS (Whale and Dolphins Conservation Society ) afirma que la Directiva 1999\22\CE relativa al mantenimiento de animales salvajes en parques zoológicos de la UE, se incumple en numerosos puntos con respecto a los delfines y cetáceos en cautividad.

Delfines en cautividad. Foto: sosdelfines-orgSegún la asociación sosdelfines.org, en la UE existen treinta y cuatro delfinarios dentro de catorce estados, con 286 cetáceos (nombre con el que se conoce a los delfines, ballenas y marsopas), mientras que otros trece países carecen de los mismos. Todos estos centros pertenecen a zoológicos, a excepción de uno en Bulgaria, fuera de esta normativa, y bajo las leyes de circos y espectáculos.

Publicidad

El estudio mencionado “Investigación sobre Zoológicos de la UE, 2011 Delfinarios. Revisión del mantenimiento de cetáceos en cautiverio en la Unión Europea y de la Directiva 1999/22/CE, relacionada al confinamiento de animales silvestres en zoológicos.” Revisado en 2015 indica decadencias en el cumplimiento de los siguientes parámetros: No existe un inventario centralizado de cetáceos en la UE por lo que resulta muy difícil controlar las tasas de supervivencia y reproducción de los animales.

Conservación de delfines

Los delfines en cautividad tienen tasas de supervivencia inferiores a las de los individuos salvajes.

Las capturas de los ejemplares silvestres son una amenaza para las poblaciones naturales. En muchas ocasiones se realizan en una misma población y lugar aumentando dicha amenaza. Los delfines son grandes mamíferos con pocas crías, a diferencia de otros animales marinos, por lo que su caza o captura puede producir mermas importantes en la población . A parte de los dudosos métodos utilizados, al ser animales sociales, una pérdida puede causar perjuicios graves en la comunidad.

También hay que citar que la importación de delfines para fines comerciales en la Unión Europea está prohibida gracias al CITES ( Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre).

Para cumplir con el CITES y la Directiva, los delfinarios han de potenciar la conservación de estos animales tanto en cautividad como en libertad, pero la realidad es otra.

Sólo siete delfinarios de los estudiados hacen alguna referencia a campañas de conservación o investigación de cetáceos. Muchas de las campañas de conservación sólo están basadas en carteles informativos, mientras que algunas investigaciones únicamente se centran en la alimentación, salud o terapias con delfines, alejadas de su conservación en el exterior.

Según el informe, desde 1990 no se han “re-introducido” ejemplares cautivos en el medio natural, actividad costosa y peligrosa, donde hay que hacer mucho hincapié en la prevención de contagio de enfermedades, pero bastante útil y necesaria. Sólo se han realizado estas prácticas con animales varados tras su recuperación, pero que con más estudios y sueltas de ejemplares cautivos para recuperar poblaciones sensibles, serían más seguras.

Concienciación ambiental

Veintidós minutos de media duran los espectáculos con cetáceos, y tan sólo dos se dedican a la educación. En algunos centros no se menciona la biología del animal, ni su nombre científico, incluso ni el nombre común de la especie, no hay referencias a su vida silvestre; y en ninguno de los casos se indica el estado de conservación.

De esta manera se incumple de nuevo la normativa, que exige que una de las principales actividades de los delfinarios ha de ser la educación de la población para el cuidado y conocimiento de los cetáceos, propósito primario del cautiverio dejando en segundo plano el carácter comercial.

Como muchos habremos comprobado, las apariencias engañan, y hoy en día el principal objetivo de los delfinarios parece ser la recaudación y el entretenimiento.

Seguridad

Por norma general los cetáceos no atacan a las personas, pero en situaciones de estrés, al ser depredadores natos y animales silvestres, pueden golpear o morder a los humanos e incluso, en el caso de algunas orcas, excepcionalmente, matar a su entrenador.

También existe la posibilidad de transmisión de enfermedades entre personas y delfines.

Por ellos se considera, que para garantizar la seguridad de ambas partes, se evite el contacto directo de humanos con delfines y las terapias en estas instalaciones. Aunque la mejor solución sería evitar la cautividad de estos emblemáticos mamíferos.

Bienestar animal

Los delfines recorren en su medio natural distancias largas, asique el simple hecho de estar en un espacio cerrado ya hace que sus condiciones de vida estén muy alejadas de su hábitat natural.

Al estar confinados pueden mostrar episodios de agresividad, estrés e incluso depresión, ya que son animales inteligentes.

Los sonidos son muy molestos para ellos. Si al ruido de filtros y depuradoras, le sumamos la altísima música de los espectáculo, ya que todos los zoológicos estudiados la emplean, suponen un grado de estrés para el delfín bastante insoportable.

Los requerimientos biológicos no se están cumpliendo tal y como exige la norma, para empezar la alimentación se hace con peces muertos. Y las piscinas suelen estar cloradas y no imitan de forma adecuada las condiciones químicas del mar.

En algunos casos el delfín se ve tan estresado y fuera de lugar que decide suicidarse.

Para conseguir el cumplimiento de estas carencias y por consiguiente de la ley, en Marzo de 2015, sosdelfines.org señala que “expertos en orcas y delfines de todo el mundo presentaron iniciativas en el Parlamento Europeo(PE) para concienciar al público sobre la explotación de centenares de orcas y delfines cautivos de la Unión Europea.

Y agrega que “la coalición Dolphinaria-Free Europe, que consiste en 19 ONG de 11 estados miembros, pide a los eurodiputados y a los gobiernos de los Estados Miembro que pongan fin a los espectáculos con delfines y aquellas interacciones con ellos en que se explota a los animales y se pone en peligro su bienestar”.

Siendo una de las primeras y pocas veces que una coalición tan numerosa se hace oír de forma seria en el PE sobre esta temática.

“No hay animal tan manso que atado no se irrite” Concepción Arenal

Enlaces:

Fuentes:

magrama.gob.es, Especies de acuicultura - Pesca -

Categoría: Socios Pladesemapesga

Marcas, OEPM. Oficina Española de Patentes y

Categoría: Socios Pladesemapesga

Mercabarna,

Categoría: Socios Pladesemapesga

avisoimpoortantepangasergasxunta ppdegaliciaLa Xunta de Galicia promociona y FINANCIA Panga Presuntamente Contaminado para los Hospitales Públicos de Galicia en clara competencia de los productos pesqueros de las cofradías y mercado gallego.

 Buscador Grupo Pladesemapesga con tecnología de Google

En el motor de búsqueda te ayudamos a encontrar exactamente lo que buscas.

 AyTP Acción y Transparencia Publica..